TESTIMONIOS DE PASIÓN: Nuestra Hermandad

En esta edición de «Testimonios de Pasión» traemos una entrevista muy especial para nosotros, ya que en ella se desarrolla nuestro vínculo con nuestra madre, la Hermandad del Stmo. Cristo de la Expiración y María Stma. de la Esperanza de Campo de Criptana. Muchas vivencias desde nuestro nacimiento definen esta unión única e insuperable.

Es por ello que hoy os traemos el testimonio de Carlos Javier, miembro de la Hermandad desde su nacimiento y actual Tesorero y representante de Hermandad en nuestra junta directiva. Sin más palabras, esperamos que esta entrevista sea de vuestro agrado, al igual que ha sido para nosotros.

«Mi nombre es Carlos Javier Villafranca Sánchez. Llevo siendo hermano de la Cofradía desde que nací, siendo mi tío Miguel Ángel el que me inscribiera. A los 2 años ya salí en la procesión del silencio y desde entonces no paré de involucrarme con la Hermandad en el montaje de pasos, flores, pega de carteles, asambleas, etc.
En mayo de 2009 entré en la junta directiva siendo vocal y miembro de la comisión de anderos de la hermandad. En noviembre de 2014 obtengo el cargo de vicetesorero y representante de la junta directiva de la Hermandad dentro de la junta directiva de la Banda de Cornetas. Finalmente, desde junio de 2015 soy el tesorero de la Cofradía. Una ardua tarea, pero estoy muy orgulloso de poder desempeñarla. Gracias a nuestro presidente, José María Alberca, por confiar en mí.»

Ya son 28 años desde que nació nuestra formación en la Hermandad. A dia de hoy, ¿cómo describirías nuestra larga unión?.

Desde que se fundara la banda yo tengo pocos datos, era pequeño y no recuerdo bien aquellos inicios, pero el resto de años podría decir que nuestra larga unión ha sido así gracias a la forma de ver la relación entre la banda y la hermandad, es decir, dentro del seno de la junta directiva de la hermandad vemos que es una relación de “madre e hijo”, la madre va a hacer (siempre que esté en su mano), todo y le va a ayudar siempre en todo lo que necesite.
Por ello, viéndolo así, la unión será por y para siempre.

Desde aquella Semana Santa de 1991, cuando nuestro repertorio se basaba en aquellas marchas de carácter militar, hasta ahora, que casi se pueden considerar bandas sonoras por su complejidad, hemos vivido una gran evolución musical. ¿Cómo se ha vivido esta evolución en el seno de la hermandad?. ¿Con qué palabras la describirías?.

La verdad, fue un verdadero gustazo ver para la Hermandad cómo evolucionaba su banda, tanto en el número de componentes como en la calidad y en el repertorio. Era un gustazo ver como cada año se montaban marchas nuevas y sobre todo marchas de bandas de la capital andaluza.
Después vino la incorporación de nuevos instrumentos (trombones, tuba, bombardinos, trompas, etc.). A partir de ahí fue la gran evolución, cuando nuestro hermano Juan Gabriel Amores comenzó a componer marchas para nuestros titulares, las cuales suenan de maravilla.
No sé con que palabras podría describirla, pero si puedo decir que “TODO ESFUERZO TIENE SU RECOMPENSA”.

Contamos con un gran abanico de marchas en nuestro repertorio, desde clásicas hasta propias pasando por Triana, pero ¿cuál es esa marcha que mas te recuerda al Señor de la Elevación?

La verdad que hay muchas marchas, pero la que más me recuerda sería “Cordero de Dios”.

Cada Viernes Santo se nos encoge el corazón al ver salir a nuestro titular de la Parroquia. El escalofrío y las emociones que sentimos son indescriptibles. Y a ti, ¿Cuál es el momento del Viernes Santo que más te emociona?

Sin lugar a dudas, el momento que más me emociona es la salida de la Parroquia, en el atrio de la iglesia. Acto seguido de oírse “Marcha real”, empalma la banda una marcha para posteriormente bajar la rampa y colocarse para el paseíllo. Eso es indescriptible.

Por último, como hermano, ¿Qué papel crees que ocupa la banda en nuestra hermandad?

Puedo decir que como hermano, nuestra banda ocupa uno de los lugares más importantes dentro del seno de la hermandad.
Es una relación como decía antes de “madre-hijo”, con momentos malos pero también con muchos momentos buenos, hemos hecho muchas cosas juntos, conciertos , ensayos, teatros y un largo etc.
Hay muy buen grupo humano dentro de la junta directiva de la banda de cornetas y buena comunicación con la junta directiva de la hermandad.
Pido a nuestros titulares que mantengamos siempre viva esta unión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies